Ganó Ferro 2-1 a Boca Unidos

El Aurirrojo se quedó con dos hombres menos en el segundo tiempo, por la expulsión de Ortiz y Sánchez Paredes. Domínguez se quejó del árbitro y denunció presiones de la dirigencia local.

Boca Unidos volvió a perder. Por la 25ª fecha de la B Nacional, el equipo correntino fue derrotado anoche por 2-1, en Caballito, por Ferro Carril Oeste, en un partido con tres expulsiones. Los goles fueron de Gustavo Canto (2 min) y Gonzalo Castillejos (90 min, de penal), del local, y Osmar Malevo Ferreyra (42 min, de penal), de la visita.
A los 40 minutos, el árbitro Mario Ejarque cobró penal para Boca Unidos y expulsó, por doble amarilla, al debutante Osvaldo Barsottini. Ferreyra se encargó de marcar el gol del empate.
A los 18 del segundo tiempo, en Boca Unidos fue expulsado Marcelo Ortiz y dos minutos después, el árbitro echó a Sánchez Paredes por doble amarilla.
El DT del Aurirrojo, Federico Domínguez, dijo que en el entretiempo hubo presión de dirigentes de Ferro al árbitro Ejarque. “Nos mataron en el segundo tiempo, pero sobre todo a mí me mataron”, señaló el entrenador, consignó Mundo Ascenso.
“Nos quedamos con dos hombres menos en el segundo tiempo. A mí lo que me llena de bronca y de fastidio fue lo del entretiempo. Ellos tardaron un montón. Entraron tarde porque hubo lío en el vestuario de los árbitros porque había dirigentes de Ferro dentro. Esto no puede quedar así y, como nosotros no venimos con los directivos, quedamos indefensos. Nos terminan volteando en el segundo tiempo”, analizó.
Para Domínguez, Ejarque “no midió con la misma vara”. “Si tomó la determinación de expulsar a dos jugadores nuestros, tendría que haberlo hecho con [Luis] Salmerón”, que tenía amarilla y tiró la pelota afuera, se quejó.
“Estoy muy caliente con las cosas que pasan. Si vos salís al campo de juego un minuto tarde, te rajan. Salieron tarde porque se quedaron discutiendo con los directivos de Ferro. En la zona mixta estaban discutiendo. El árbitro nos perjudicó todo el segundo tiempo”, dijo.
Domínguez confesó que “es muy difícil analizar” un partido “cuando te roban, cuando te meten la mano en el bolsillo. Sé que el plantel me respalda y lo hace con fútbol y con esfuerzo. [Rolando] Ricardone jugó con el brazo fisurado. Hacen un esfuerzo tremendo y duele ver que te meten la mano en el bolsillo de esta manera. Parece que venir a la Capital es sinónimo de pasarte por arriba”, consideró.

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *