Se frena la votación para habilitar el nuevo shopping

Hace más de 10 años que se quiere construir. Esta vez parecía que la votación se iba a llevar a cabo, pero finalmente se frenó. Es un gran terreno baldío que despierta la polémica que tiene como protagonistas a vecinos, la Legislatura porteña y a IRSA, la empresa que es dueña de Alto Palermo, Alto Avellaneda, Abasto y el Dot Baires de Saavedra, entre otros shoppings.

El predio donde IRSA quiere construir el shopping, es de 23.700 m, en Av. Avellaneda, de lado a Ferro. En 1999 la empresa de Alto Palermo compró los terrenos. Pero los vecinos están en pie de guerra desde el año pasado por las múltiples construcciones de “torres”, que no sólo modifican el paisaje del barrio, sino que también trajeron serias complicaciones.

Los vecinos protestaron frente a los terrenos en contra del proyecto y, por su parte, los diputados decidieron posponer el tratamiento de la ley, que estaba previsto para el 23 y que necesita 40 votos positivos para ser aprobada. “Esta rezonificación se viene estudiando hace un año. Técnicamente no hay nada que impida aprobarla. Es un terreno en el que los dueños, si lo desean, podrían construir torres de hasta 70 metros”, explicó una legisladora.

“En Caballito tenemos la suficiente cantidad de locales y centros comerciales, no necesitamos un shopping. Además es el último espacio verde del barrio y queremos que allí construyan un parque público”, le dijo a Clarín el vecino Mario Oybin, de SOS Caballito. En esa zona -en la que además hay una playa de maniobras del ferrocarril Sarmiento y una gran cantidad de terrenos baldíos que le pertenecen al Estado nacional- debería discurrir el demorado proyecto del Corredor Verde del Oeste.

Fuentes de IRSA informaron que confían en que finalmente se trate la rezonificación para poder comenzar con la construcción en 2010. Y aseguraron que el shopping tendrá “escala barrial”. Contará con cuatro niveles, más tres pisos de cocheras subterráneas, y buscarán que el proyecto “promueva la integración entre el norte y sur del barrio”. Por otro lado, entienden que las protestas son injustas.

Otros vecinos piensan que debería realizarse un estudio de impacto ambiental: “Si como dice IRSA el shopping no generaría problemas, entonces que lo construyan pero que haya una contrapartida. Un beneficio para la comunidad, como por ejemplo una escuela”, dijo Gustavo Desplats de Protocomuna Caballito. Como se trata de una modificación del Código de Planeamiento Urbano, la ley es de doble lectura y exige una audiencia pública no vinculante.

Fuente: Clarín

OPINA SOBRE ESTE TEMA ACA

Artículos Relacionados
Proyecto para un nuevo Shopping en Caballito
Versión Oficial del Proyecto del Shopping de Caballito
Opiniones sobre la construcción del nuevo shopping
Vecinos a favor del Shopping se reúnen para avanzar con el proyecto