BarrioCiudad Autónoma de Buenos Aires

LOS PASAJES CORONDA Y BURGOS Y EL MERCADO DEL PROGRESO

Escribe  Pablo Bedrossian y Revista Horizonte

“Caballito está en el centro de Buenos Aires, y Coronda debe estar en el centro de Caballito.” (Laura Restrepo, escritora colombiana, en su novela “Demasiados héroes”)

Pocas calles en Buenos Aires tienen forma de L. Una de ellas, el pasaje Coronda, es una perla oculta del barrio de Caballito. De niño me llamaba la atención su curioso trazado: nacía en la avenida Juan Bautista Alberdi; tras una cuadra hacía un codo evitando chocar con un robusto edificio, para luego morir a pocos metros en la calle Centenera.

Pasaron los años y descubrí que la calleja que se abría en Centenera ya no se llamaba Coronda sino Burgos, y que lo que veía al final del primer tramo era la parte posterior un mercado. Sin embargo, el pasaje conservaba su atmósfera íntima, alejado del tránsito y el bullicio. Me propongo contar aquí algo de su historia.

LOS ORÍGENES: EL PASAJE CORONDA Y EL MERCADO DEL PROGRESO

Un hecho marca un antes y un después en la vida del pasaje Coronda: La construcción del Mercado del Progreso en 1889. Hasta ese momento no tenía denominación oficial. Se extendía entre Rivadavia y Juan Bautista Alberdi, corriendo paralelo a Centenera, que en aquel momento se llamaba calle Silva. Según un artículo de la revista barrial Horizonte, cuando se lotearon los terrenos donde se construiría aquel centro comercial, la actual Coronda era una calle de tierra conocida como Pasaje del Mercado. En la “Guía de Cartografía Histórica de la Ciudad de Buenos Aires (1854-1900)” no encontramos ninguna referencia a una Calle o Pasaje del Mercado en la zona, por lo que también es posible que haya adquirido ese nombre desde la fundación del Mercado del Progreso hasta ser designado Coronda seis años después.

La familia Ocantos, emparentada lejanamente con Narciso Laprida, el famoso presidente del Congreso de Tucumán de 1816, adquirió en 1880 una residencia vecina denominada La Quinta del Caballito. Fue su propietaria cerca de una década, utilizándola como casa de verano. El terreno ocupaba la manzana que hoy limitan la avenida Rivadavia, la calle Del Barco Centenera (que, como dijimos, en aquel entonces se llamaba Silva), la avenida Juan Bautista Alberdi y la calle Cachimayo, que hasta 1895 se conoció como calle Ocantos.

Construido por la Sociedad de Progreso de Caballito frente a aquella quinta de los Ocantos, y al lado de un edificio en ruinas, el Mercado del Progreso se inauguró el 9 de noviembre de 1889 literalmente con bombos y platillos, pues, participaron en el acto dos bandas de música. Hubo una bendición religiosa por el párroco de Flores, el padre Feliciano De Vita, impulsor de la construcción de la actual basílica de San José de Flores. Para coronar la celebración, se realizó una reunión social en el Hotel Roma-

El mercado marcó un hito en la vida del barrio. Generó empleos mayoritariamente para inmigrantes, teniendo como principales clientes a los vecinos de los barrios de Caballito, Flores y Almagro.

EL NOMBRE CORONDA

Al mercado se podía acceder por la avenida Rivadavia, la calle Silva (como dijimos, hoy Del Barco Centenera) y el pasaje Coronda, que adquirió su nombre definitivo en 1905, por la Ordenanza del 19 de mayo de ese año. ¿Por qué Coronda? Según un artículo de la revista Horizonte, “recuerda una localidad santafecina del Departamento de San Jerónimo, originada en tierras que fueron de Juan de Garay”.

La historia del Mercado del Progreso y el pasaje Coronda se entrelazan a lo largo del tiempo: “En 1920 la construcción sufre ampliaciones sobre el pasaje Coronda y lo incorpora como calle interna de servicio, allí se instalarían las cámaras frigoríficas”. Allí Coronda pierde su acceso a Rivadavia.

A fin de mejorar la experiencia de compra, entre 1929 y 1930 se reforma la fachada, incorporando elementos Art Déco, que había causado furor en la Exposición Internacional de París de 1925. Resaltan formas geométricas de estricta simetría, el nombre del mercado en grandes letras y un reloj.

Todo sugiere que, a partir del Mercado del Progreso, el pasaje Coronda se convirtió en la clave para resolver el problema de la carga y descarga de mercadería: el transporte ingresaba desde Alberdi y, una vez descargada su mercadería, salía por Centenera. Esta rudimentaria logística, que perdura hasta nuestros días, no ha impedido que las casas sobre Coronda sur ni sobre Coronda este (hoy Burgos) conformen una suerte de isla donde la vida parece transcurrir más lenta y tranquila.

El tiempo pasó, Caballito se desarrolló como un importantísimo centro comercial de Buenos Aires, pero el pasaje Coronda y el Mercado del Progreso, como un matrimonio que permanece unido a pesar de los avatares de la vida, no perdieron su esencia. Quizás el acontecimiento más relevante fue la venta del Mercado en 1957 a raíz de una crisis financiera, pasando a manos de una sociedad anónima conformada por los arrendatarios, que supieron conservar la fisonomía d Actualmente el pasaje Coronda nace en la parte trasera del Mercado y termina en la avenida Juan Bautista Alberdi al 900. La dirección del tránsito vehicular es de sur a norte. Hasta 1990 tenía el mencionado brazo lateral -mucho más corto-, que llegaba hasta la calle Del Barco Centenera. En ese año, aquel ramal pasó a llamarse Burgos por la Ordenanza N° 43.942/1989, B.M. N° 18.683, no apareciendo un nombre anterior. La denominación proviene de la ciudad española situada en el norte de la península ibérica. El pasaje Burgos nace en Centenera; es una vía angosta, de no más de 30 metros, que termina en el pasaje Coronda, con el que forma dos esquinas, poco antes que éste desemboque en el Mercado. Los vehículos circulan en dirección oeste – este.el edificio.

EL ÚLTIMO ACTO

Por la Norma 111/01 “declárase Sitio de Interés Cultural de la Ciudad Autónoma de Buenos Aires el Mercado del Progreso sito en la Avenida Rivadavia 5408 / 30 del Barrio de Caballito, con frente por la calle Del Barco Centenera y Pasaje Coronda”. Con esta frase en un documento y la mención “Patrimonio del Barrio de Caballito” grabada en una placa, el Mercado del Progreso ingresó en 2001 en el selecto grupo de lugares que contienen valor patrimonial para la ciudad.

A partir de 2005 se comenzó a discutir la posibilidad de remodelar los pasajes Coronda y Burgos, que forman dos esquinas.

Sin embargo, recién en 2008 se iniciaron las obras, que fueron inauguradas en febrero de 2009. “El objetivo fue recuperar la esencia del comercio minorista en la zona de Primera Junta, en el barrio de Caballito reivindicando las veredas como lugares de tránsito peatonal y de encuentro entre vecinos. Se unificó la calzada con la vereda en los pasajes Burgos y Coronda, se reforzó la iluminación peatonal con farolas ornamentales y se renovó el arbolado y el equipamiento urbano”. Se les dio una imagen renovada; para ello hubo dos elementos clave: la nivelación de aceras y calzada y la colocación de bolardos (un tipo de pequeños pilotes) para evitar el mal estacionamiento.

En cuanto al Mercado del Progreso, en la actualidad tiene 17 negocios ubicados hacia el exterior y 174 puestos interiores distribuidos en una superficie de 3600 m2. A la izquierda del área de carga y descarga, hay un ingreso peatonal con rampa por el pasaje Coronda y un estacionamiento cubierto sobre Burgos.

Fotos:  Pablo Bedrossian

Fuente: http://caballitotequiero.com.ar/portal/feed/

Tags

One Comment

  1. Do yоu mind іf I quote ɑ couple օf үour articles as lonmg as I provide credit
    аnd sources Ьack tо yօu site? My website іs
    in the verʏ samе niche ɑs yours and my visitors woulⅾ genuinnely benefit frоm ѕome of the іnformation you
    provide һere. Pleaase let me know if this oҝ ᴡith ʏօu.

    Ꭲhanks a lot!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

¡AdBlock Detectado!

Este sitio vive gracias a la publicidad, por favor deshabilitá el AdBlocker