BarrioInfo Básica

Reproducción de la Carta del donante de la veleta del Caballito – Don Manuel F. Domato

Mide 0.56 de largo por 0.35 de alto.
Es de latón grueso con un remache y dos anillos que lo sostenían al parante donde giraba a merced del viento, pintado de colorado.

Tiene la señal de un balazo en el pescuezo, tiro que le disparó algún vecino en un sábado de Resurrección o tortuliano a la pulpería que quiso probar la puntería con su pistola.

Este pequeño caballito, de pésima factura y que está en actitud de galopar con sus crines al aire, es obra de un herrero apellidado Guerrero.

Se sabe que fue hecho el año 1821. Por lo que se ve el célebre cuadrúpedo será colocado en uno de los patios del Museo de Luján con su historia correspondiente.

En reemplazo de la veleta su dueño tuvo la precaución de colocar otra idéntica, hace un par de años, pues era codiciada por un coleccionista y pensaba con acierto que esa clase de gente no se para en medios cuando desea un objeto antiguo.

La calle se llamó Jesús, después del Caballito, luego Polvorín, por el que existió en ese misma diracción donde hoy es el Parque Chacabuco y posteriormente, año 1913, lleva el nombre del ilustre estadista e ingeniero Emilio Mitre, fecha en el que el pueblo y la Municipalidad de la Capital colocaron una chapa de bronce recordando sus méritos a la posteridad.

Marzo 1925

One Comment

  1. Me siento muy bien en saber que el hermano de mi abuelo Juan Cruz Domato a travez de su donación quedo en la historia de los pobladores de caballito. Me voy a presentar en el museo para ver de cerca esa historica piezas. Gracias Familia

Dejá un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

¡AdBlock Detectado!

Este sitio vive gracias a la publicidad, por favor deshabilitá el AdBlocker