Ciudad Autónoma de Buenos Aires

Abrió en Recoleta el primer “Banco-Café” de la Ciudad

(CABA) Desde esta semana, ir al banco a trabajar con una notebook, a almorzar o incluso a hacer un “after office” con amigos se convirtió en algo posible en la Argentina, tal como sucede hace años en otros países del mundo y de la región.

Es por el desembarco de un nuevo formato de sucursales bancarias que, buscando atraer al público más joven, se alejan radicalmente del tradicional modelo centrado en una línea de cajas y salas de espera aisladas del mundo exterior por razones de seguridad. Una propuesta que ya tiene su primer ejemplo en acción y que sumará al menos otros tres antes de fin de año.

TAMBIÉN PUEDE INTERESARTE
Un bar de Retiro, entre los 15 mejores del mundo

Estos que llegan son bancos que atienden cada día mucho más allá de las 15, y también en fines de semana y feriados. Locales que, para operaciones financieras, sólo ofrecen cajeros automáticos, máquinas de autoservicio y computadoras para usar home banking. Y que incluyen, tras un aval específico que el Banco Central dio en febrero, tanto una oferta gastronómica como salas con mesas para hacer reuniones, trabajar en modalidad “coworking” y asistir a actividades culturales y educativos. Son ámbitos donde usar la tecnología y conectarse a Internet, lejos de estar prohibido, es casi la consigna: para eso, se facilita conexión Wi-Fi para todos.

En ese sentido, el primer “banco-café” acaba de abrir en Recoleta, en la esquina de Billinghurst y Av. Las Heras, y fue presentado en sociedad este jueves. Es el fruto de una alianza con exclusividad al menos por dos años entre el Banco Galicia y la cadena multinacional de cafeterías Starbucks.

Así, en su diseño, fusiona y hace convivir la estética y los servicios que caracterizan a ambas empresas. En una recorrida por este comercio de 282 m2 en dos plantas, según el rincón, la impresión puede ser por momentos la de estar en una cafetería, con su típico mostrador y sillones con mesitas, o bien la de hallarse en un lobby bancario común, en el rincón de los cajeros automáticos.

“La idea es que cualquier persona, no sólo nuestros clientes, puedan venir a tomar algo en el horario que le quede cómodo, distenderse y de paso usar los cajeros, además de asesorarse si lo desea con un oficial sobre nuestras cuentas, préstamos y otros productos, con un café de por medio”, resumió Diego Baccini, gerente de Sucursales de la entidad, que ya se venía acercando al concepto con la reciente inauguración de una veintena de puntos de atención “automatizados”, sin cajas.

Fuente consultada: Clarín

SN

La entrada Abrió en Recoleta el primer “Banco-Café” de la Ciudad aparece primero en Parabuenosaires.

Dejá un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

¡AdBlock Detectado!

Este sitio vive gracias a la publicidad, por favor deshabilitá el AdBlocker