Ciudad Autónoma de Buenos Aires

#CulturaLadoB: Proyecto Posadas y Siga al Conejo Blanco

Por Esteban Castromán / Iñaki Echeverría

Proyecto Posadas // Reconstrucción fallida del Comunismo Intergaláctico

Una aclaración: el uso de la palabra “fallida” en el título no es un jucio de valor sobre la obra, sino un término inexacto para sintetizar la atmósfera conceptual que reviste cada uno de sus rincones argumentales.

Publicidad

Muchas veces, cuando las ideas se van de mambo pueden convertirse en triviales, por extremas o inverosímiles. Lo mismo ocurre con el fetichismo ciego respecto a ciertas creencias políticas y religiosas. Y ni hablar de aquellas máximas invertebradas que en el radiopasillo público se repiten con insistencia paranoide, en nombre de “los genuinos valores morales”, pero que en verdad son disfraces ridículos para esconder el ADN siniestro de una doble moral instalada por defecto.

Sin embargo, lejos de ser inofensivo, lo trivial también podría ser la carcasa ilusoria donde una amenaza ideológica latente permanece agazapada a la espera del momento histórico adecuado para salir con los dientes afilados y llevarse todo por delante.

Proyecto Posadas es una obra de Andrés Binetti, dirigida por Michelle Wejcman, que sucede en una peluquería antigua de Caballito, real, no en una escenografía que busca emular su paisaje. El espacio como materia sensible produce su primera eclosión al llegar apenas: más que espectáculo tradicional se trata de una experiencia voyeur.

Primera parte. Años 70. Un grupo de mujeres reunidas por una motivación en común: hacer la revolución. Esperan la llegada de su líder. La pantalla es una fiesta de cumpleaños. La demora empieza a hociquear sus inseguridades y dudas de militancia pequeño burguesa. Se activan vínculos entre modelos de vida posibles e interrogantes sobre el goce verdadero. ¿Entregarme al compromiso revolucionario o recostarme sobre una secuencia confortable?

Publicidad

Segunda parte. Hoy. Un grupo de estudiantes de cine reunidos para entrevistar a una de aquellas protagonistas que estaban por hacer la revolución, en ese mismo lugar, muchos años atrás. Brecha generacional disgrega dos mundos cronopáticos de sensibilidades inconexas. La consigna académica y las motivaciones individuales de los jóvenes nublan la espesura histórica, las posibilidades de pensar en forma colectiva, sus propios interrogantes existenciales.El efecto remanente de sus motivaciones revolucionarias fallidas, atraviesan al personaje de Victoria (interpretado por Laura Igelko), quien carga una única certeza: ni aquel líder, ni aquellos extraterrestres, ni nadie sería capaz de rescatarnos del tiempo y su transcurrir endemoniado.

¿Quién es el líder y por qué los extraterrestre? El líder al que esperan es J. Posadas, dirigente trotskista argentino que fundó una corriente política minoritaria que, hacia el final, proyectaba la existencia de una vida interplanetaria comunista, entendiéndola como una sociedad evolucionada.

En 1968, J. Posadas escribió: “Hay que convocar a las masas, crear las condiciones para derrumbar el capitalismo y la burocracia de los estados obreros e instaurar el socialismo. Es necesario decir a los seres de otros mundos, si aparecen, que deben intervenir ya, colaborar con los habitantes de la Tierra para suprimir la miseria, es necesario hacerles ese llamado”.

Proyecto Posadas hizo de mi pasión por los ET una causa política.

*https://www.facebook.com/Proyecto-Posadas-471699172924800/

…………………………………………………………….

Siga al conejo blanco // Deconstrucción de un ciclo de arte

Tres mujeres talentosas al frente, un espacio alucinado, invitados que la rompen y parroquianos habituales.

Tres mujeres talentosas al frente:
Agustina Bazterrica dice que escribe porque no puede dejar de hacerlo y eso la llevó, en 2013, a publicar su primera novela Matar a la niña. El año pasado, su novela Cadáver exquisito ganó el Premio Clarín.
Pamela Terlizzi Prina siempre escribió, pero en algún descuido se graduó como abogada y grafóloga forense, y litigó y dictó clases de Derecho. En 2013 publicó Doce Dientes por Textos Intrusos.
Mariana Collante trabaja en la producción de Demasiado Humano, un programa de filosofía a cargo de Darío Sztajnszrajber. Además es docente en la Universidad de Quilmes.

Un espacio alucinado:
Club de música (Paraguay 5519, Buenos Aires) es un lugar especial cuyas actividades giran en torno a la música y al arte: recitales, ciclos de lectura, zapadas, cursos y salas de ensayo.

Invitados que la rompen:
Hoy, viernes 17 de agosto a las 19h, leen Carlos Busqued, Sergio Olguín, Patricia Ratto y María Staudenmann, charla sobre arte callejero a cargo de Maira de los Trenes, acompañada por la guitarra de Moli, y además participará el proyecto de remeras Literalia.

Parroquianos habituales:
La entrada es gratuita, empieza puntual y el resto de la información del ciclo y de todos los participantes históricos la encontrás acá: https://www.sigaalconejoblanco.com/

Como agitan sus organizadoras: “Dejate caer en el pozo. Seguí al conejo blanco, seguinos”.

 

SEGUÍ LEYENDO:

Madonna, esa mujer que siempre está unos pasos por delante del resto

Arte urbano: 170 artistas mujeres buscan que en Buenos Aires las paredes dejen de ser cosa de hombres

 

Fuente: http://www.infobae.com/cultura/2018/08/17/culturaladob-proyecto-posadas-y-siga-al-conejo-blanco/

Artículos relacionados

Volver al botón superior

Adblock Detectado

En este sitio vivimos de la publicidad de anuncios, por favor para navegarlo quitá tu Bloqueador de Anuncios.