Ciudad Autónoma de Buenos Aires

Desde 2015, los secuestros cayeron un 50% en la Provincia y casi un 90% en la Capital

(CABA) A Xiomara Naomi Méndez Morales (15) la secuestraron a la salida de la escuela en el barrio porteño de Flores. Sus captores pidieron un rescate de 30 kilos de cocaína y 30 mil pesos. La familia consiguió el dinero y pagó, pero la adolescente apareció asesinada a la madrugada siguiente, adentro de un Fiat Duna rojo en Ituzaingó.

El de Naomi fue uno de los casos de secuestro extorsivo más conmocionantes del año pasado y uno de los 102 que ocurrieron en Capital Federal y el Conurbano. El área metropolitana concentra el 91% de los hechos sobre el total nacional. Pero las autoridades resaltan que la cifra disminuyó considerablemente en los últimos cuatro años. La baja con respecto a la cantidad de casos en 2015 fue del 50% en Provincia y del 89% en la Ciudad, según las estadísticas oficiales que este miércoles serán presentadas de forma oficial.

TAMBIEN PUEDE INTERESARTE
Vidal inaugura en Campana una cárcel modelo para jóvenes

La tendencia decreciente es constante. Cuando en 2015 hubo 294 casos a nivel nacional, 187 de ellos (63%) se dieron en territorio bonaerense y el 107 en el porteño (36%). En 2018, en cambio, fueron 112 en toda la Argentina, 91 (85%) de los cuales empezaron en la Provincia y 11 (9,8%) en Capital Federal.

Voceros policiales y judiciales señalan dos factores clave en la reducción de los secuestros extorsivos. Uno es el trabajo en conjunto entre el gobierno provincial y el porteño. Sobre todo en el área metropolitana, puntualmente en los distritos que se conectan a través de la General Paz, donde funciona el Anillo Digital. El otro hito importante fue la creación de la Unidad Fiscal Especializada en Secuestros Extorsivos (Ufese) en 2016. Con estos elementos se pudo desbaratar a 27 bandas de secuestradores en tres años.

TAMBIEN PUEDE INTERESARTE
Piden suspender a un profesor del Pellegrini por un posteo con expresiones sexuales contra una alumna

El Anillo Digital es un sistema de control de patentes para identificar a los vehículos que ingresan y egresan de la Ciudad. Los lectores de placas están ubicados en lugares estratégicos, a lo largo de la General Paz y la autopista Buenos Aires – La Plata. De esta manera, se combate un modus operandi que era muy común en los secuestros: el cambio de una jurisdicción a otra para despistar a los investigadores. Capturaban a las víctimas en un distrito y las llevaban al otro para cobrar rescates.

“Laburar juntos es laburar mejor. Antes la General Paz era una divisoria y cada fuerza trabajaba solo para su distrito. Ahora el intercambio de información y la colaboración son constantes”, dice a Clarín el vicejefe de Gobierno porteño, Diego Santilli, a cargo del área de Seguridad tras la salida de Martín Ocampo. El ministro bonaerense Cristian Ritondo coincide: “El Anillo es clave. Están las dos policías sentadas en la misma mesa. Eso es inédito y no existía antes”.

En Provincia la baja más marcada de los secuestros se dio el año pasado y fue del 37%, en comparación con el anterior: de 145 pasaron a 91. Las autoridades resaltan que también fueron decisivos los “Operativos de Interceptación Vehicular Selectivos Coordinados“, la encriptación de las comunicaciones policiales y el mayor entrenamiento. Fue tras evadir un control vehicular en Ituzaingó, por ejemplo, que cayeron los secuestradores y asesinos de Naomi, Bruno Cortez (36) y Luis Fernández (40).

“Las bandas frecuentan siempre las mismas modalidades. Al desbaratarlas, bajamos este tipo de delitos. El trabajo del fiscal de la Ufese, Santiago Marquevich, es clave. No sólo por cómo investiga sino porque también hace docencia con los policías”, apunta Ritondo y señala que de esa manera se desbarataron bandas pesadas en Fuerte Apache (Tres de Febrero), en el “Corredor del Oeste” y en Villa Melo (Vicente López). “Bajaron los secuestros en los barrios porteños pegados a la General Paz y del otro lado también”, completa.

TAMBIEN PUEDE INTERESARTE
Desbaratan una red de trata que ingresaba ilegalmente senegaleses para explotarlos como manteros

En Provincia, la mayoría de los secuestros ocurre entre las 18 y las 0 (62%). La distancia promedio entre el lugar de captura y de liberación es de 12 kilómetros, mientras que entre el sitio de pago y el de liberación de la víctima es de 5 kilómetros. En 2018, se pagó rescate en 65 de los 91 casos.

En la Ciudad, el descenso más importante en los casos de secuestros extorsivos tuvo lugar entre 2015 y 2016 y fue del 63%, cuando de 107 casos bajaron a 39. La caída continuó hasta llegar a los 11 del año pasado.

Para los secuestradores, la movilidad es clave y en el Gobierno porteño dicen que desde la implementación de los lectores de patente fueron detenidas 61 personas y secuestrados 235 vehículos con pedido de captura.

Ayudó mucho que ahora se comparten todas las bases de datos, incluso las que tienen que ver con los registros de autopartes”, apunta el secretario de Seguridad Marcelo D’Alessandro.

El total de secuestros en Capital y el Conurbano en los últimos cuatro años fue de 775. De ellos, fueron esclarecidos 236 (30%). Entre las 27 bandas desbaratadas, hubo 353 detenidos. NR

Fuente consultada: Clarín

La entrada Desde 2015, los secuestros cayeron un 50% en la Provincia y casi un 90% en la Capital aparece primero en Parabuenosaires.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

¡AdBlock Detectado!

Este sitio vive gracias a la publicidad, por favor deshabilitá el AdBlocker