Ciudad Autónoma de Buenos Aires

EL CRISTO REDENTOR DE LA CORDILLERA DE LOS ANDES FUE REALIZADO EN CABALLITO

El 13 de marzo de 1904 se inauguró la estatua del Cristo Redentor, en la Cordillera de los Andes, a cuatro mil doscientos metros de altitud, para celebrar el triunfo de la paz entre Chile y Argentina, que había estado en serio peligro en años anteriores.

Es de bronce y mide ocho metros de altura y pesa 4 toneladas. La estatua fue encargada por el obispo de Cuyo, Marcolino del Carmelo Benavente, estando su costo a cargo de aportes de los dos países y de aportes obtenidos de una colecta popular.

El día de su inauguración, ante tropas argentinas y chilenas, pronunciaron discursos el doctor Ramón Angel Jara, por parte de chile, y el canónigo Pablo Cabrera por parte de la Argentina. Es obra del escultor argentino Mateo Alonso, y su emplazamiento fue responsabilidad del ingeniero Molina Civil.

El Cristo descansa sobre una semiesfera. Alza su mano derecha en actitud de bendecir y sostiene en la izquierda una gran cruz, que excede considerablemente en altura a la propia figura.

Publicidad

Mateo Rufino Alonso, nacido en Buenos Aires el 11 de agosto de 1878, y fallecido en la misma ciudad el 12 de julio de 1955, era hijo de un escultor y pintor, y fue llevado a Barcelona en 1893 para perfeccionarse en un arte hacia el que, desde muy joven, se sentía inclinado. Allí estudió en el Instituto de Bellas Artes de La Lonja, bajo la dirección de Venancio Valmitjana.

De regreso en Buenos Aires, participó en el concurso en el que le fue adjudicada la obra El Cristo Redentor, cuyos trabajos finales de instalación dirigió a una temperatura de seis grados bajo cero.

Entre otras esculturas importantes de Alonso deben señalarse la estatua a Matheu, el monumento al Himno Nacional, y las obras Oración a Venus y El Centinela de la Patria.

Sin embargo el hecho menos conocido de esta obra centenaria es que la misma debió ser fundida en el Arsenal de Guerra de la Nación, pero ante la imposibilidad de hacerlo por el exceso de trabajo del Arsenal (por la probable guerra con Chile), se le encargó el trabajo a la fundición de Fernando Pecchi e Hijo, ubicada en Centenera  160 del barrio de Caballito y para su realización se fundieron viejos cañones de bronce. Desde la Fundición de Pecchi fue llevada en partes hasta el sitio de su emplazamiento.

Publicidad

El 13 de marzo de 1904 era una mañana fría y de pleno sol, y a 4200 metros sobre el nivel del mar se reunieron alrededor de dos mil personas, en su mayoría provenientes de las localidades mendocinas de Puente del Inca y Las Cuevas, autoridades políticas, eclesiásticas y militares.

La obra fue declarada Monumento Histórico Nacional y el sitio donde fue emplazado fue reconocido como Lugar Histórico Nacional.

Existe un proyecto para que se convierta en Patrimonio de la Humanidad, decisión que debería tomar la UNESCO (Organización de las Naciones Unidas para la Educación, la Ciencia y la Cultura).

Existe una réplica del monumento en el Palacio de la Paz, en La Haya, donde sesiona la Corte Internacional de Justicia.

Fuentes: Notas de Osvaldo Sidoli y de Fabián Fernández
Fundición en la calle Centenera 160

Fundición en la calle Centenera 160

Cristo de los Andes 2

Photo by Andy Stuardo - andy@vcd.cl

Centenera 160

Centenera 160

Fuente: Revista Horizonte

Artículos relacionados

Volver al botón superior

Adblock Detectado

En este sitio vivimos de la publicidad de anuncios, por favor para navegarlo quitá tu Bloqueador de Anuncios.