Publicidad
Ciudad Autónoma de Buenos Aires

El rol de Luis Almagro y la OEA en las elecciones en Bolivia

Publicidad
El secretario general de la Organización de Estados Americanos (OEA), Luis Almagro, conversando con el presidente de Bolivia, Evo Morales (EFE/Archivo)
El secretario general de la Organización de Estados Americanos (OEA), Luis Almagro, conversando con el presidente de Bolivia, Evo Morales (EFE/Archivo) (Martin Alipaz/)

El fraude electoral cometido en Bolivia para Evo Morales está integrado por una larga serie de delitos que prepararon los crímenes cometidos el día de las elecciones. Ausencia de estado de derecho, control de todos los poderes, manipulación de identificación y de registros, habilitación de Morales como candidato, primarias fraguadas, falsificaciones y manipulación de resultados, son algunos componentes del fraude. Pese a la flagrancia de estos crímenes, nuevamente el Secretario General Luis Almagro implica a la Organización de Estados Americanos (OEA) en el fraude electoral de Evo Morales para perpetuarlo en el poder, agrava la crisis y obstruye la recuperación de la democracia en Bolivia.

Los hechos desde el 20 de octubre pasado, públicamente documentados, prueban la condición de Bolivia como “dictadura electoralista” en la que “se vota pero no se elije”. El modelo que aplica el grupo de las dictaduras manipuladas por Cuba con Venezuela y Nicaragua, al que Bolivia quedó definitivamente integrada. Evo Morales es el develado cuarto dictador del consorcio de crimen organizado transnacional denominado “castrochavismo”.

El fraude electoral perpetrado en Bolivia es “delito flagrante”. Quiere decir que es “de tal evidencia que no necesita pruebas” porque el autor ha sido “sorprendido infraganti”, cuando estaba cometiendo el delito, o como popularmente se dice “con las manos en la masa”. La manera como Bolivia y el mundo han presenciado la comisión del fraude electoral para que Evo Morales falsifique el resultado de declararse ganador en primera vuelta, equivale a sorprender a un ladrón robándole la cartera a una anciana y ver como los ciudadanos aprenden al ladrón con el objeto del delito en las manos.

Publicidad

Por la flagrancia del crimen y por su condición de “hecho notorio” que es un “acontecimiento publico que no requiere prueba para acreditarse”, los observadores de la OEA y de países que participaron de las elecciones del 20 de octubre, recomendaron de inmediato una segunda vuelta, como la manera diplomática de señalar lo que todo Bolivia y la prensa acusan con claridad: FRAUDE!!

La flagrancia de los delitos, las pruebas que desbordaron las redes sociales, la valentía de los ciudadanos denunciantes, la renuncia de miembros del prevaricador sistema electoral, la prensa internacional, la “resistencia civil” liderada por cívicos que rebasaron los titubeos y cálculos de los candidatos opositores señalados como “funcionales” y la indignación nacional han producido el pedido de NULIDAD DE ELECCIONES y el retiro de Evo Morales del gobierno con la consigna FUERA EVO.

La resistencia civil lleva casi dos semanas de paros cívicos que el régimen ha fracasado en disolver con represión y violencia. La resistencia civil ha generado UNIDAD en torno a “FUERA EVO”, pide el NO RECONOCIMIENTO INTERNACIONAL AL FRAUDE y a la elección y ha INVOCADO A LAS FUERZAS ARMADAS Y LA POLICIA que respondan a su lealtad con el pueblo, la Constitución y las leyes en lugar de ser operadores del dictador.

La Policía presenta división e incluso han rehusado tomar acción, han marchado con el pueblo y el régimen aplaca motines. Las Fuerzas Armadas están en tensión pues el Ejercito se mantiene inoperativo, la Fuerza Aérea está sometida al régimen y la Fuerza Naval ha hecho representaciones. Por eso el castrochavismo en Bolivia reprime la resistencia civil con paramilitares, movimientos sociales (colectivos) y grupos criminales bajo la dirección de Cuba, igual que en Venezuela y Nicaragua. Han asesinado con francotiradores a dos ciudadanos, hay centenas de heridos y presos políticos.

En estas condiciones el Secretario Almagro ha acordado con el régimen una auditoría vinculante de las elecciones del 20 de octubre, esto es, ha implicado a la OEA con el fraude y el sostenimiento ilegal y violento de Evo Morales. ¿Acaso desconocen Almagro y la OEA la flagrancia del fraude electoral y los delitos conexos? Conocen Almagro y la OEA el concepto jurídico de “hechos notorios”? ¿Por qué se aparta del informe inicial de sus propios observadores electorales?

Publicidad

La auditoría Almagro/Morales está repudiada porque además no se olvida que el mismo Secretario General de manera oficiosa y en visita expresa a Evo Morales en La Paz, lo habilitó para ser candidato en mayo pasado, dedicando el resto de su visita a los sindicatos cocaleros de Morales y participar de actos de inicio de campaña electoral a favor de su anfitrion.

*Abogado y Politólogo. Director del Interamerican Institute for Democracy

www.carlossanchezberzain.com

Fuente: https://www.infobae.com/america/opinion/2019/11/03/el-rol-de-luis-almagro-y-la-oea-en-las-elecciones-en-bolivia/

Publicidad

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Back to top button