Ciudad Autónoma de Buenos Aires

El último imitador de Leo Mattioli: vende garrapiñadas en la cancha y sueña con vivir de la música

A su pareja no le produce ninguna gracia que ande por las calles haciéndose el galán. Él le responde -con seriedad- que es parte del personaje, que está preso en un traje que también incluye la seducción. Que si Leo Mattioli estuviese ahí, parado en esa esquina, el rodeo femenino se tornaría inevitable.

Emanuel Moraña no es Leo Mattioli, pero asegura que el cantante vive en él. “Soy su último imitador”, agrega el hombre de 32 años, padre de la pequeña Aneyla, mientras sonríe y suplica: “Espero que Karen, mi mujer, no se enoje”.

Leé también: El cantante que hace bailar a Pinamar y sueña con llenar un Luna Park: “Lo voy a lograr”

Lleva más de una década personificando al célebre cantante santafesino, fallecido en agosto de 2011, quien dejó un sello distintivo en la historia de la música popular. Fue después de su muerte cuando Moraña, en un asado con amigos, se atrevió a emular su voz.

Publicidad
Comenzó imitando la voz en un asado con amigos hasta que logró perfeccionarla (Foto: TN).
Comenzó imitando la voz en un asado con amigos hasta que logró perfeccionarla (Foto: TN).

“Estábamos un poco tomados y empecé a imitarlo. Al principio no me salía bien, era parecida la voz, pero no era idéntica. Pero mi primo me dio manija y le fui dando forma”, cuenta a TN.

Debió modificar su voz para imitar a Leo Mattioli

El platense -actualmente reside en la localidad de Los Hornos- entendió que a través del tributo podía sacar un rédito personal. “Me ofrecieron cantar en iglesias, pero no quise. Todavía no tenía su voz adquirida, no me sentía cómodo. Tuve que cambiar la voz”, recuerda.

Moraña detalla que Mattioli modificó su registro vocal luego de liderar el Grupo Trinidad. “Por sus adicciones y sus enfermedades adquirió una voz distinta cuando se hizo solista. Si escuchás cómo cantaba antes y después descubrís que la diferencia es notable”, dice.

Publicidad

Lo más difícil no fue imitarlo, sino cantar como él. Son dos cosas distintas, porque vos la voz la podés sacar, pero después tenés que sostenerla en canciones, con una pista, con gente escuchándote”, remarca.

Parado sobre una de las esquinas céntricas más transitadas de Los Hornos, Moraña arma su trípode y coloca el micrófono conectado a un parlante pequeño, que entrega un puñado de luces de colores. Se detiene allí los jueves, viernes y sábados, de 19 a 22:30, con una pequeña caja que reza “gracias por colaborar”.

Hago entre $3000 y $3500 por día. Ahora que hace frío se complica más, pero la gente igual me escucha y deja algo. Camino alrededor de 10 cuadras con un chango en donde traigo todo lo que necesito para cantar. La gente me pide temas, me da dinero, lo tomo como un trabajo”, revela.

Jueves, viernes y sábados son los días en los que se para durante varias horas en la misma esquina para rendirle tribuno al cantante santafesino (Foto: TN).
Jueves, viernes y sábados son los días en los que se para durante varias horas en la misma esquina para rendirle tribuno al cantante santafesino (Foto: TN).

Moraña también es continuamente solicitado para alegrar cumpleaños, casamientos, fiestas de 15 y otros eventos. “Leo Mattioli es un grande de la movida tropical. Gracias a Dios nos quedan sus canciones, que más que canciones son historias”, indica.

“A Karen no le gusta mi trabajo como Leo Mattioli. Una vez una chica se acercó y me dio un beso, de prepo, y ella estaba ahí. Estuvo un mes sin hablarme”, cuenta.

Leé también: El excéntrico patinador de Mar del Plata: tiene 67 años y de noche recorre las calles en sunga

Vende garrapiñadas, semillas y bebidas antes de los partidos de Gimnasia y Estudiantes

Además de dicho ingreso económico, Moraña también vende garrapiñadas, semillas y bebidas en la calle cada vez que Gimnasia o Estudiantes juegan de local.

“Trabajo para un hombre que es el dueño del carro. Él lo llena de mercadería y yo salgo a venderlo. Me quedo con el 40% de las ganancias”, explica.

Cada vez que Gimnasia o Estudiantes juegan de local, él vende garrapiñadas, semillas y bebidas en las inmediaciones de los estadios (Foto: TN).
Cada vez que Gimnasia o Estudiantes juegan de local, él vende garrapiñadas, semillas y bebidas en las inmediaciones de los estadios (Foto: TN).

Dice que en cada jornada de cancha puede llevarse entre $10.000 y $15.000, dependiendo del partido, el día y la hora. “Cuando hay fútbol después no voy a cantar. No me da el tiempo. Aparte cansa mucho estar tantas horas en la calle”, manifiesta.

Fanático de Estudiantes, confiesa que “todo el mundo” lo conoce y que para él “no hay ninguna rivalidad con los hinchas de Gimnasia”.

“Arranqué trabajando a los 15 años, estaba ‘muerto’ en aquel entonces. Laburaba de albañil, hasta que un amigo me ofreció esto y me animé. También vendí gaseosas en las tribunas. Fui el famoso ‘cocacolero’”, cuenta.

Su pareja lo obligó a cortarse el pelo: él quería usarlo igual que Leo Mattioli (Foto: TN).
Su pareja lo obligó a cortarse el pelo: él quería usarlo igual que Leo Mattioli (Foto: TN).

“En su momento los vendedores callejeros no querían gente nueva, así que me tuve que ganar la ubicación. Fue muy difícil. Pero hoy, como dije anteriormente, me conocen todos. Y además los deleito con mi voz”, agrega entre risas.

En su carrito, el cual tiene que ir a buscar antes de cada partido y devolver luego de que el público se retira del estadio, guarda semillas de girasol, cervezas, gaseosas y garrapiñadas.

“‘Solo le pido a Dios’ es mi caballito de batalla. Lo canto siempre. Pero el que más me gusta es ‘Cuéntale’”, señala.

“Mi sueño sería llegar a un lugar grande, como Pasión de Sábado, o algún medio que se dedique a la movida tropical. También sueño con llenar un teatro, pero no sé. Todo lleva su tiempo. Lo único que sé es que no debo bajar los brazos”, completa.

Edición, realización, fotos y video: Leandro Heredia.

Fuente: https://tn.com.ar/sociedad/2022/07/09/el-ultimo-imitador-de-leo-mattioli-vende-garrapinadas-en-la-cancha-y-suena-con-vivir-de-la-musica/

Artículos relacionados

Volver al botón superior

Adblock Detectado

En este sitio vivimos de la publicidad de anuncios, por favor para navegarlo quitá tu Bloqueador de Anuncios.