EN EL DÍA DE LA MUJER ¡FELICIDADES A TODAS LAS CABALLITENSES!

El barrio de Caballito cuenta con varias características que lo identifican y lo hacen único. Por ejemplo es el centro geométrico de la Ciudad, es uno de los puntos más altos de la Capital Federal, es el único barrio que toma su nombre de un objeto (una veleta con forma de Caballito). Pero, sin duda alguna tiene otra característica que lo identifica: sus mujeres.

En nuestro barrio encontramos espacios, como Colegios, Hospitales, Clubes, Publicaciones, Asociaciones Vecinales, diversas Instituciones públicas y privadas, dirigidas y coordinadas por mujeres. Poniendo su pasión, su tiempo, trabajo, entrega, vocación, compromiso y mucho más para llevarlas adelante.

Solo por nombrar algunas, podemos citar a María Angélica Rodiño, quien desde hace más de 30 años, ha asumido el compromiso de luchar por la Plaza Crisólogo Larrade (Rojas y Yerbal). También en la Plaza Paseo de la Vida (Rojas y Bacacay), hay una gran mujer, Carmen Closs,  dando la cara por el cuidado de ese espacio verde. Lo mismo ocurre en la Plaza Giordano Bruno, donde Celia Albornoz se convirtió en su custodia y referente. Y lo mismo ocurre con otras más.

Por otra parte,  los cuatro Centro Culturales gratuitos con los que cuenta el barrio (Lola Mora, El Eternauta, Olmedo y Sebastián Piana) están dirigidos por mujeres que han sabido hacerlos crecer y desarrollarlos, en algunos casos, con más de 30 años de historia.

Nuestro barrio cuenta con tres escuelas públicas dedicadas a niños y adultos ciegos y disminuídos visuales (Santa Cecilia, San Martín y Estrada), las tres a cargo de grandes mujeres que aportan su sensibilidad y compromiso diariamente.

Encontramos también instituciones más que centenarias, como la Escuela Normal N°4, con su directora Alicia Dipinto a la cabeza. O el Club Italiano presidido por Diana Álvarez de Bisso. También establecimientos más jóvenes, como el Centro Cultural Sureda, que con sus solo cinco años, ha ganado un importante espacio y reconocimiento, dirigido por Lucía Ferrarris.

Médicas que son ejemplo de entrega y vocación en el Hospital Durand, María Curie y en el Hospital de Quemados. Investigadoras y científicas ejemplares en la Fundación Leloir. Artistas de diferentes disciplinas que alegran la vida con su arte. Y la voz de Florencia Ibañez, tres veces ganadora del Martín Fierro. Importantes empresarias que llevan adelante exitosas gestiones. La lista sería interminable

La Revista Horizonte, la publicación del barrio de Caballito, también dirigida desde hace casi 25 años por una mujer, ha logrado instalar el festejo del Día de Caballito, su directora  lleva adelante visitas guiadas, cursos, talleres y charlas en colegios fomentando el conocimiento de la historia del barrio.

A modo de ejemplo, bien vale mencionar el caso de una maestra jubilada, Amanda Linares, quien luego de dedicarse a la enseñanza en colegios púbicos, entre ellos el Normal 4, durante más de cuatro décadas, actualmente,  con más de ochenta años se dedica a enseñar a leer y escribir en forma gratuita a inmigrantes chinos.

También en la Junta Comunal de la Comuna 6, barrio de Caballito, participaron en las dos primeras gestiones, 6 mujeres de diferentes extracciones políticas, con diferentes grados de compromiso, demostrando otra forma de inserción  de la mujer en la actividad púbica.

Y si de actividad pública se trata, Sandra Agüero, al Frente de la Dirección General de la Mujer, en la Comuna 6, se dedica abnegadamente a atender las demandas y necesidades de las mujeres ante situaciones de problemas de género.

También encontramos en Caballito el recientemente creado club rotario “La Veleta de Caballito”, dirigido por Susana Espósito. Este club, con menos de dos años de vida, ha realizado más obras y servicios que muchas instituciones púbicas, brillando por su compromiso y servicio.

Esta es una breve síntesis de las tareas y las mujeres a quienes desde este espacio queremos homenajear en este día. Sin dudas hay muchas, muchas más. Algunas en silencio, otras en forma más estridente, algunas solas, otras en equipo; otras admiradas y seguidas, otras parte de un engranaje;  pero todas con vocación, entrega y compromiso; las mujeres caballitenses han decidido ponerse a andar y ser ejemplo. ¡Vamos las mujeres de Caballito!

mujeres web

Fuente: Revista Horizonte