Publicidad
Ciudad Autónoma de Buenos Aires

Estudiantes de Pilar desarrollaron una app para enseñar educación sexual

Publicidad

(PBA) Hace cuatro años, desde el colegio Mano Amiga Santa María, de Pilar, empezaron con un proyecto que combinaba tecnología con educación: de allí salió la app CrESI, desarrollada por alumnos del secundario, una especie de Preguntados (con preguntas y respuestas) sobre Educación Sexual Integral (ESI). Allí es posible, por ejemplo, contestar «¿A qué se llama sueños húmedos?», «Si estuve expuesto a situaciones de riesgo de contagio VIH, ¿qué significa que la prueba de VIH resulte negativa?» o «¿En qué parte del sistema genital femenino ocurre la fecundación?».

TAMBIEN PUEDE INTERESARTE
Quieren quitar del PMO una droga que ayuda a combatir el cáncer de pulmón

Los inicios del proyecto no fueron fortuitos. En la institución tuvieron dos embarazos adolescentes antes de comenzar. «En esa época estaba de moda Preguntados y se nos ocurrió que podía ser una buena manera de ayudar en la ESI», recuerda Andrés Obregón, docente de matemática y literatura, una de los autores intelectuales de la app. Junto con él impulsó el proyecto Gladys Cabral, docente de informática. Los alumnos del secundario son los autores materiales: los que transformaron esa idea en una aplicación que se puede descargar.

Publicidad

Los chicos se armaron en grupos: el de diseño, el de contenidos, los programadores. En 2016 salió la primera versión para Android. Ahora, se sumó la nueva para iOS, desarrollada en conjunto con la empresa Intive Argentina, que tiene varios proyectos sociales de este tipo.

TAMBIEN PUEDE INTERESARTE
Preocupación por la salud de Carlín Calvo: debió ser internado por una infección generalizada

Obregón no duda de por qué se metió en este proyecto. «La ESI por ley tendría que ser transversal en todas las materias, más allá de la que damos. Por eso siempre digo que me metí en esto porque es mi deber. Y me ha desafiado mucho, porque he tenido que dar los talleres. Y eso significa que al final de cada taller, los chicos pueden dejar en un buzón todas sus preguntas. Y a veces temblamos con lo que preguntan, je. Pero es un desafío estar preparado», explica. El docente cuenta que estudió un año de ingeniería en sistemas, pero que luego se volcó a la docencia porque «le gustaba más».

La app que desarrollaron en el colegio fue recopilando todas esas dudas de buzón. No solo las del colegio Mano Amiga, sino también en cada uno de los talleres que dieron en otros colegios, o en otros establecimientos que iban utilizando la app. Hoy en total, tienen 300 preguntas para jugar. CrESI la bajaron en total más de 20 mil usuarios. Y, además del cuestionario, le fueron modificando otras cosas en todo este tiempo; por ejemplo, la versión web para que los docentes puedan proyectar el juego educativo en la pantalla.

Hacer una aplicación para dispositivos Apple puede ser muy sencillo si se cuenta con todo el equipamiento necesario (iPhones, Macs, autorización en la App Store, por ejemplo). No era el caso del colegio, que en medio del camino se encontró con Intive. Los ayudaron a programar la app gracias a su conocimiento e infraestructura. «El mundo de las apps y el terreno social tienen un camino muy largo para recorrer. La tecnología llega muy poco. La cantidad de software que se hace con impacto social no tiene relación ni comparación con los desarrollos comerciales», explica Mariano Stampella, socio fundador de la empresa.

Publicidad

TAMBIEN PUEDE INTERESARTE
Postergaron hasta febrero el aumento en la tarifa del gas

«Hace falta que las empresas tecnológicas nos podamos vincular, escuchar, llegar a los que tienen la necesidad», explica. En ese sentido, en uno de los eventos más conocidos que buscan vincular los dos ámbitos (lo social y lo IT), Developer for Goods, fue que Stampella escuchó algo que le llamó la atención: «Unos chicos decían que querían ser como los del colegio Mano Amiga, que habían salido en la tele por su proyecto educativo. Está buenísimo que sirva de inspiración y necesitamos más de eso», explica.

Un proyecto educativo que todos apoyan
«Mano Amiga es un colegio de alta calidad para chicos de bajos recursos», explica Obregón. Es una institución privada; pertenece a una Fundación, de la Congregación Religiosa Los Legionarios de Cristo. El docente asegura que no hubo ningún tipo de freno al proyecto CrESI internamente. «Siempre fue muy bien recibido y los mismos sacerdotes a veces comparten las publicaciones o los reconocimientos», señala. En rigor, la app de Educación Sexual Integral no es la única con foco en lo social: hicieron otra de prevención de adicciones y otra de seguridad vial.

TAMBIEN PUEDE INTERESARTE
Con un acto en Florencio Varela, Monzó comienza a edificar su propio espacio en Cambiemos

Tienen en el establecimiento alumnos que ya se han convertido en auténticos programadores. «A algunos ya les ofrecieron trabajo», admite Obregón. «Pero una app -aclara- no es solo programar; es mucho más que eso, es la idea, el diseño y sobre todo el contenido», explica. Desde España y desde otros lugares de América latina ya les escribieron para agradecerles. Y obtuvieron numerosos reconocimientos: desde ser pre finalistas en el concurso Soluciones para el Futuro, de Samsung en 2017, o ganar un capital semilla en 2015 de mil dólares.

El año pasado hubo en el país 84.768 embarazos de niñas entre 15 y 19 años. Obregón siente que este es un pequeño aporte para ayudar a que siga bajando esa cifra, que era aún mayor hace tres años. «Es apenas un granito de arena», sostiene. NR

Fuente consultada: La Nación

La entrada Estudiantes de Pilar desarrollaron una app para enseñar educación sexual aparece primero en Parabuenosaires.

Publicidad

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Back to top button