Ciudad Autónoma de Buenos Aires

Los engaños y los rituales de “Jorge La Pantera”, el manosanta gitano que era millonario en billetes falsos

Un hombre de 53 años de la comunidad gitana es investigado por la Justicia acusado de estafar y robar a varias personas haciéndose pasar por un “manosanta” que ofrecía “limpiar” sus objetos de valor de “malas energías” para luego quedarse con ellos.

Jorge Alberto G., alias “La Pantera”, fue detenido la semana pasada por la Policía de la Ciudad en su domicilio de la localidad bonaerense de José Marmol, una de tres casas en las que alternaba. La División Defraudaciones y Estafas allanó esa casa, un departamento de Barracas y otra propiedad en Temperley que estaba vacía: Jorge Alberto tenía en su poder una gran cantidad de billetes falsos, 16 cadenas y 15 anillos de oro y plata, cinco perfumes importados, elementos de cristalería fina, relojes, cinco teléfonos celulares, una tablet y varios somníferos con los que, se sospecha, habría adormecido a algunas de sus víctimas.

Parte de la cristalería fina incautada al “manosanta”.
Parte de la cristalería fina incautada al “manosanta”.

Al menos cuatro personas se presentaron como damnificadas ante la Fiscalía N° 32 que lleva adelante el caso, pero podría haber más víctimas que no hicieron la denuncia hasta ahora. Por el momento, Jorge G. se encuentra en libertad: el viernes pasado se negó a declarar en el Juzgado Criminal y Correccional N° 9.

Ahora, el juez Martín Peluso evalúa su procesamiento o un eventual sobreseimiento. Hay un problema, según apuntaron fuentes de la causa a Infobae: el delito de estafa que se le imputa a “La Pantera” es algo difícil de probar. En cierto modo, Jorge G. no hizo más que abusar de la confianza de las personas que creyeron en sus poderes “sanadores”, un supuesto acto de fe. “La Pantera”, por ejemplo, podría argumentar que los clientes que contrataron sus servicios de “limpieza” no tenían dinero para pagarle y que lo hicieron con objetos de valor.

Parte de las joyas secuestradas a Jorge Alberto G. en uno de los tres domicilios que alternaba, en la localidad bonaerense de José Marmol.
Parte de las joyas secuestradas a Jorge Alberto G. en uno de los tres domicilios que alternaba, en la localidad bonaerense de José Marmol.

Los billetes falsos que poseía “La Pantera”  -3.2 millones de pesos y U$D 75.000 distribuidos en billetes de diferente denominación- eran “burdos”, según definieron los propios investigadores, copias demasiado evidentes. Tenían dibujos e inscripciones que los alejaban groseramente de un parecido con los de curso legal. Esto tiene una explicación: de esta manera, el manosanta evita ser acusado de falsificación, un delito federal con penas que van desde los tres a los quince años de cárcel.

Gracias a la pésima calidad de los billetes falsos, el manosanta evita se acusado del delito de falsificación.
Gracias a la pésima calidad de los billetes falsos, el manosanta evita se acusado del delito de falsificación.

El rito “sanador” que ofrecía Jorge G. era por lo menos curioso. Vistiendo un saco negro largo, el manosanta ingresaba en la casa de sus clientes y se disponía a dar la prueba de fe: cargaba una jarra de agua, la agitaba y en cuestión de segundos observaba y hacía observar a quien lo contrataba cómo el líquido transparente se tornaba de un color rojo intenso como la camisa que llevaba.

Entonces, el manosanta explicaba que esa reacción tenía que ver con las “malas ondas” que había en el hogar. La carga negativa, aseguraba, estaba en todos los objetos de valor que había en el domicilio, que eran solicitados por el acusado. Había que “limpiarlos”.

El saco negro largo y la camisa roja que solía vestir el manosanta durante los ritos de “limpieza”.
El saco negro largo y la camisa roja que solía vestir el manosanta durante los ritos de “limpieza”.

Así, dinero, joyas y cualquier otro elemento de valor que hubiera en la casa debía ser entregado a “La Pantera” para que él pudiera purificarlos. El hombre se encerraba entonces en una habitación con todos los elementos y al retirarse les decía a sus clientes que estaban debajo del colchón y que debían permanecer allí por una determinada cantidad de tiempo para cumplir con el ciclo de limpieza. Pero, de acuerdo a las denuncias recibidas por el juez Peluso, cuando los clientes buscaban sus pertenencias descubrían que en su lugar había dinero falso y que sus joyas ya no estaban.

Los billetes falsos que poseía “La Pantera” -3.2 millones de pesos y U$D 75.000 distribuidos en billetes de diferente denominación- eran “burdos”, según definieron los propios investigadores ante este medio.
Los billetes falsos que poseía “La Pantera” -3.2 millones de pesos y U$D 75.000 distribuidos en billetes de diferente denominación- eran “burdos”, según definieron los propios investigadores ante este medio.

La modalidad del curandero, que operaba en los barrios de Flores, Caballito y Parque Chacabuco, podía incluir variantes. Algunas de las presuntas víctimas dijeron haber sido drogadas, otras fueron convencidas para que abandonen el hogar por unos días, maniobra que era aprovechada al máximo por el manosanta que se habría llevado hasta cristalería costosa y otros objetos de valor.

Infobae contactó a una de las denunciantes: la mujer prefirió no hablar porque “el tipo sigue suelto”. Por el momento, los damnificados fueron citados por el juez Peluso para participar de una rueda de reconocimiento de los objetos de valor que se le incautaron a “La Pantera”.

La causa en el Juzgado N°9 no es la única que Jorge Alberto G. enfrentó en su vida: tenía antecedentes de causas vencidas ya que habían pasado más de diez años. Y registros en la provincia de Buenos Aires hablan de un expediente por estafa con su nombre radicada a mediados de 2016 en la UFIJ N°7 de Quilmes. 

El abogado de “La Pantera”, Maximiliano Susanj, presentó un pedido de exención de prisión que le fue concedido por el juzgado bajo caución juratoria. Hasta ahora el hombre se presentó cada vez que fue citado por la Justicia.

Seguí leyendo

Millonaria estafa inmobiliaria en Santa Fe: liberaron a todos los detenidos

Fuente: https://www.infobae.com/sociedad/policiales/2018/10/24/los-enganos-y-los-rituales-de-jorge-la-pantera-el-manosanta-gitano-que-era-millonario-en-billetes-falsos/

Tags

Dejá un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

¡AdBlock Detectado!

Este sitio vive gracias a la publicidad, por favor deshabilitá el AdBlocker