Noticias

Homenaje a querido e ilustre vecino de caballito e impulsor de Horizonte Revista

Dentro de la acción Placas Homenaje del Gobierno de la Ciudad de Buenos Aires en el Parque Rivadavia, se hizo un homenaje a Héctor Nuñez Castro quien participó en Horizonte La Revista de Caballito, y donde supo plasmar su personalidad, dándole un nuevo impulso a la publicación.

Se involucró de lleno con temas relacionados con la temática barrial, siendo el promotor e ideólogo de la recuperación de la Fuente Catalana al Parque Rivadavia; y del retorno, aunque temporario, de la Veleta de Caballito, entre otros tantos logros.

Sin duda, su dedicación al barrio de Caballito fue su pasión, a la que le dedicó sus últimos años. Junto con Marina Bussio, directora de Horizonte, realizó visitas guiadas, dictó talleres sobre historia barrial, charlas en colegios, organizó exposición de fotos antiguas del barrio, fue coautor del libro “De la Quinta Lezica al Parque Rivadavia”.

Supo hacerse querer y dejó una marca indeleble en todos aquellos que lo conocieron. Hoy, en el Parque Rivadavia, una placa lo recuerda con estas palabras: “Por tu amor y pasión por este parque, por tu compromiso con su historia y patrimonio; con amor, admiración y gratitud. Marina Bussio”.

El jueves 1 de noviembre fueron inauguradas 69 placas en los bancos del Parque Rivadavia que recuerdan y rinden homenaje a vecinos del barrio fallecidos en los últimos años.

La iniciativa surgió a través de la propuesta de Giselle Mazzeo, quien perdió a su marido y presentó el proyecto.
El área de Participación Ciudadana del Gobierno de la Ciudad convocó a los interesados para llevar adelante este homenaje, recibiendo cerca de 700 propuestas. Se seleccionaron 69 y el 1 de noviembre, con la presencia del Jefe de Gobierno, Horacio Rodríguez Larreta y el presidente de la Junta Comunal 6, Hipólito Forno, fueron inaugurados estos homenajes que consisten en la colocación de una placa en los bancos de madera del parque Rivadavia.

La iniciativa propone que el vecino apadrine un banco y se encargue de su mantenimiento. Si la placa fuera robada o vandalizada, es el padrino o madrina, quien tendrá que reponerla. En cada placa puede leerse el nombre de la persona homenajeada, su fecha de nacimiento y fallecimiento, un breve texto y la firma de quien la colocó.

Esta misma iniciativa ya fue realizada en el Central Park de Nueva York y en plazas de Toronto, Londres, Edimburgo, Paris, Sydney, entre otras ciudades, y ahora se repite en diferentes plazas de Buenos Aires.

Fuente: Revista Horizonte

Dejá un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

¡AdBlock Detectado!

Este sitio vive gracias a la publicidad, por favor deshabilitá el AdBlocker