Ciudad Autónoma de Buenos Aires

La increíble vida de Andrés Cantor, el relator argentino que se convirtió en la voz más popular del fútbol en los Estados Unidos

Andrés Cantor, el argentino que sorprende en Estados Unidos con su grito de gol
Andrés Cantor, el argentino que sorprende en Estados Unidos con su grito de gol

Llegó a Buenos Aires el jueves a la mañana. A la noche participó de la cena de los cien años de la revista El Gráfico. Y el viernes regresó a los Estados Unidos, donde vive desde hace 44 años. Andrés Cantor trabaja en las transmisiones deportivas de la cadena Telemundo y en Fútbol de primera, su propia red de 120 radios. Su grito de gol, con la emotiva prolongación de la “o” y de la “l”, se ha constituido en una marca registrada.

Ocurre que la audiencia de los Estados Unidos nunca había escuchado algo parecido. Y este argentino, heredero del oficio consagrado en la Argentina por Lalo Pellicciari, Fioravanti, José María Muñoz y Víctor Hugo Morales, es el rey del fútbol en un país que está empezando a construir su historia en este deporte.

Mucho tuvo que ver, para ambas cosas, el Mundial de Fútbol que se jugó en los Estados Unidos en 1994.

“Tuve mucha suerte. Estuve en el lugar indicado en el momento justo. Nuestra manera de relatar llamó la atención. Pese a que la cadena ABC transmitía en inglés, nosotros tuvimos la mayor audiencia, incluyendo a los norteamericanos nativos, porque les contagiábamos otra emoción, sobre todo para gritar el gol. Y todos los medios angloparlantes se dieron cuenta del éxito del Mundial en Univisión, que era el canal donde yo trabajaba en ese momento”, asegura ahora, en diálogo con Infobae.

Publicidad
Andres Cantor en el Bernabeu
Andres Cantor en el Bernabeu

El fútbol era noticia en un país casi sin fútbol. Y ese argentino que gritaba los goles empezó a tener una popularidad arrolladora.

“Fue una locura. Me invitó David Letterman a su programa de TV, el más visto cada noche en todo el territorio de los Estados Unidos. Allí estuve y él me hizo gritar un gol. Luego me llamaron para hacer un cameo en Meteoro. Hice publicidad para Pepsi Cola, Honda, Chevrolet, Volkswagen… Hasta para un destapador de botellas, que al sacar la tapita dejaba escuchar mi grito de gol…”, afirma.

No pasó mucho tiempo y Andrés Cantor fue caricaturizado nada menos que en Los Simpson.

Publicidad

Andrés nació en el barrio de Caballito. Don David, su papá, que trabajaba como médico gastroenterólogo en el Instituto de Salud de Haedo, terminó la carrera en Washington y pronto consiguió una beca en la UC Davis University de Sacramento, en California.

Era 1975 y la familia se mudó a los Estados Unidos: “Yo tenía 15 años, no quería irme de Argentina. Aquí tenía mis amigos, el fútbol, mi ambiente. Cuando llegué a Estados Unidos, me faltaba todo… Además, creí que iba a poder hablar inglés por lo que había estudiado en la secundaria, pero no entendía nada… Y la idiosincrasia era muy diferente… La pasé muy mal y mis padres me mandaron de regreso a Buenos Aires, a la casa de unos tíos“, recuerda.

Era por un par de meses, hasta que saliera la visa de sus padres. Pero eso se demoró casi un año y el adolescente volvió a California: “Mi familia se había mudado a Pasadena. Un día vamos a un mercadito argentino y veo un tipo que viene con un paquete de revistas argentinas. Me hice amigo de él, yo le compraba El Gráfico porque no me alcazaba para más, pero él me dejaba hojear el Clarín, La Nación y otras revistas… Un día me dice: ‘¿Por qué no me comprás el reparto de toda la ruta, así podés leer todo tranquilo?’. Y me dijo que eso valía 10.000 dólares”.

Cantor con uno de sus cinco premios Emmy
Cantor con uno de sus cinco premios Emmy

El generoso préstamo de Don David transformó a aquel pibe desorientado en un eficaz distribuidor de publicaciones argentina: “Lo hice durante 15 años. Tuve mucha suerte porque conseguí que me embarcaran El Gráfico el lunes a la noche y los martes ya estaba en Los Ángeles”.

Así comenzó su vinculación con la redacción de aquellos grandes periodistas: “Cuando ellos viajaban para cubrir una pelea o una carrera, yo los acompañaba y trataba de hacer algo… Una apostilla, alguna foto… Y un día escribí mi primera nota para El Gráfico, fue una prueba de neumáticos de Reutemann en Long Beach”.

Fue en esos años que entró a la universidad.

– Estudié periodismo en la USC Universidad del Sur de California… Lo curioso es que yo seguía la carrera de periodismo escrito, ni se me ocurrió cursar materias vinculadas con lo audiovisual. Nunca imaginé que iba a trabajar en radio o en televisión. Pero por casualidad, en 1987, la entonces llamada Spanish International Network me da una oportunidad para trabajar como comentarista transmitiendo los partidos de las ligas internacionales…

Y un par de años después conoció a Norberto Longo, quien fue su gran amigo y compañero:

– Norberto venía de la Argentina, donde había sido una gran estrella del Canal 13. Yo lo admiraba mucho, pero nunca lo había tratado, no lo conocía personalmente. Nuestro debut trabajando juntos fue un partido de la Copa América, pero él llegó tarde a esa primera transmisión porque se le atrasó el avión. A los veinte minutos del primer tiempo, veo que alguien se sienta a mi lado. Lo miré, y empezó a hablar del partido, mientras por debajo me estrechaba la mano, como si nos conociéramos de toda la vida. En ese momento me di cuenta de que entre nosotros iba a haber una química indestructible. Con él viví y compartí los mejores quince años de mi vida, dentro y fuera de los estudios. Fue un compañero y un amigo extraordinario. Y hasta el día de hoy la gente reconoce y recuerda que la nuestra fue la mejor pareja que existió en la televisión de los Estados Unidos.

Con Norberto Longo, su compañero de dupla
Con Norberto Longo, su compañero de dupla

Con la emoción brillándole en los ojos, Cantor cuenta que él y el productor cubano Jorge Hidalgo pusieron una placa en la puerta del estudio de deportes de Telemundo, que ahora se llama “Norberto Longo”. Y confiesa algo que desborda el límite de una simple crónica: “Norberto y Emilse Raponi, su mujer, tuvieron una hija que se llama Federica. A esa nena la vi crecer. En enero se va a casar. Y me pidió que sea yo quien la lleve del brazo hasta el altar…”

Hay una jugada en la historia del fútbol norteamericano que está grabada para siempre en el corazón de los aficionados.

Fue al final del partido entre Estados Unidos y Argelia, en la primera ronda del Campeonato Mundial de 2010 en Sudáfrica. Iban 0 a 0 y en el minuto 90 el delantero africano Raifi estuvo a punto de convertir el gol. Hubiera sido una tragedia deportiva para los norteamericanos, que así quedaban eliminados de entrada. Pero la pelota no entró. Hubo un contragolpe.

Donovan se escapó con la pelota. ¿Quieren verlo y escucharlo en la voz de Andrés Cantor? Hagan click aquí debajo, por favor.

El propio relator cuenta lo que pasó ese día.

-Fue algo impresionante. Estados Unidos estuvo a punto de ser eliminado en la primera ronda y en el rebote, de contragolpe y en tiempo de descuento, hace el gol. Lo grité con el alma. Yo estaba extenuado, transmitíamos al aire libre y hacía mucho frío, cinco grados bajo cero… Me quedé sin voz, sentí que me desmayaba… Fue más escuchado ese relato, por un hispanohablante, que el de un anglohablante…Jamás supuse que iba a pasar algo así…

-Todos tenemos una idea de lo que significa ser hispanohablante. Pero en la práctica, ¿como habla un relator argentino en los Estados Unidos?

– Nosotros sabemos que en los Estados Unidos 7 de cada 10 hispanos es mexicano. Además, hay cada ve más inmigrantes y colonias de otros países de nuestro continente. Uno va amalgamándose con palabras y costumbre de otros países. Porque hay dos alternativas: o uno se encierra en el ghetto o convive con el resto de la comunidad. Abriendo el horizonte cultural y futbolístico, obligadamente tengo que conocer una expresión colombiana o cubana… Pero nunca renuncié a hablar como hablo, conservo mi acento… Que es argentino, pero quizás no tan marcado, porque por lógica me he adaptado después de toda una vida en Los Ángeles primero y luego en Miami, donde vivo actualmente. Evito expresiones porteñas o lunfardas, trato de universalizar mi manera de hablar. Pero a mí jamás se me va a escapar un iuvia o un aier… jamás. Tuve la fortuna de que aceptaran mi trabajo sin necesidad de disfrazarme.

A lo largo de su carrera en los Estados Unidos, Andrés Cantor tuvo otros momentos afortunados: “Tuve la suerte de concretar sueños que nunca hubiera imaginado, realmente increíbles… Como, por ejemplo, transmitir los Juegos Olímpicos de Sydney en inglés, para la NBC… Fue un desafío muy grande, a pesar de que llevo tantos años en los Estados Unidos… Mi inglés es casi perfecto, pero yo sé que tiene mucho acento…Gracias a Dios, me fue bien”, asegura.

Según creo, el primer futbolista argentino que jugó en los Estados Unidos fue Norberto Yácono. Había sido crack en River Plate, donde se lo bautizó “estampilla” por su pegajosa marca a los wines adversarios. El Pacha Yácono jugó en USA en 1959, cuando el fútbol aún no estaba organizado federativamente en Norteamérica. Nadie podía imaginar que alguna vez este juego alcanzaría la dimensión que hoy tiene en USA.

Andrés Cantor estuvo en Buenos Aires esta semana, para el reencuentro que hicieron los periodistas que integraban la redacción de la mítica revista “El Gráfico”
Andrés Cantor estuvo en Buenos Aires esta semana, para el reencuentro que hicieron los periodistas que integraban la redacción de la mítica revista “El Gráfico”

Pero cabe preguntarse si la explosión definitiva no está demorada, luego de décadas de diferentes intentos que hasta tuvieron la presencia estelar de Pelé en el Cosmos. Nadie mejor que el relator número uno del fútbol estadounidense para ofrecer un pronóstico:

-El problema real que tiene la Liga es la falta de popularidad de los equipos. Todos los latinos que vivimos en USA somos de un club de origen, tenemos una preferencia por un equipo de nuestro país y más hoy en día que todo se ve y se puede seguir por TV. El mexicano es del Toluca, el paraguayo de Cerro Porteño o el argentino de Boca. Y como no todas las ciudades de Estados Unidos tienen un equipo, en un país tan grande eso diluye el apoyo de los hinchas…Miami todavía no tiene un equipo, habrá que ver si se confirma el proyecto de David Beckham. Hoy, alguien de Miami
difícilmente pueda ser hincha del Minessota United…El sentido de pertenencia lo da la ciudad…Al no haber una figura excluyente, como un LeBron James o un Kobe Bryan, no hay cracks que aglutinen.

-¿No habrá una generación de hijos de hispanos, chicos nacidos en Estados Unidos, que hagan nacer esa adhesión? 

-Eso podría ser… La selección norteamericana sub 20 que está jugando el Mundial tiene por primera vez 11 jugadores de ascendencia hispanoamericana.

Andrés Cantor tiene 57 años. Todas las mañanas, a las siete, va al gimnasio: “Bajé 30 kilos en dos años y pico… A lo largo de mi vida, hice todas las dietas habidas y por haber… Y siempre tenía un personal trainer, pero así como bajaba de peso volvía a subirlo. Mucho aerobismo, pero sin resultados. Hasta que mi hija me anotó en spinning y luego conocí a Mike Causadias, mi entrenador. Me recomendó lo habitual, comer sano, buena alimentación. Y yo que nunca fui amigo de las pesas, ahora hago ejercicios de fuerza. Tenía de cintura 46 y ahora 34, en la medida americana. Y gané mucha musculatura”, afirma y agrega: “Hoy la mejor parte de mi vida es cuando a las siete de la mañana me levanto para ir al gimnasio. Y cuando no voy me siento mal”.

Cantor y su complemento infaltable
Cantor y su complemento infaltable

Sin dudas, la salud es un pilar de su profesión: “No fumar, antes que nada. Y dormir bien, al menos siete horas por día. Sin descanso, la voz no funciona. En el Mundial de Rusia tomé 39 aviones en 28 días, porque no había vuelos directos entre subsede y subsede. Tuve que tomar los nocturnos y dormía en los aviones y en los sillones de los salones VIP ́s. Fue el Mundial más difícil de mi vida, pero por suerte la garganta aguantó”.

Por supuesto, para ser un buen relator de fútbol es fundamental estar bien de la voz. Pero no es todo.

“Hay que estar preparado antes de cada partido, sobre todo para reconocer los apellidos de los jugadores. Ahora tenemos por delante el Campeonato Mundial de Fútbol Femenino y después la Copa América. Hay poco tiempo y cada vez más equipos. En el avión, de regreso a Miami, voy a seguir estudiando Francia – Corea, que es el primer partido de las chicas en París. Y también tengo que estudiar el equipo de Tailandia, que será el primer rival de Estados Unidos”, apunta.

El relator va al gimnasio todas las mañanas
El relator va al gimnasio todas las mañanas

“Uno trata de aprender y memorizar, pero además hay que buscar la mayor información con respecto a los aspectos personales de cada jugadora. Datos reales, para que el público tenga conexión con algún elemento que pueda aportar una semblanza de las deportistas. A mi me gusta relatar sin bajar la vista, pero también es necesario ver el papel, al menos para apoyarte en el caso de los equipos que conocés menos. Y si bien tenemos un equipo de producción, todo ese trabajo lo hago personalmente. Toda mi vida he preparado mis propios partidos”, agrega.

Pese a que en larga trayectoria Andrés ha tenido muchísimas satisfacciones, entre ellas cinco Premios Emmy, opina que es fundamental seguir arriesgando.

– Tomando una frase de los futbolistas, el día que me levante y no tenga ganas de ir a entrenar…, ese día empezaré a pensar en mi retiro. Nosotros tenemos que aggiornarnos permanentemente… Y entre otras cosas, creo que hay que cambiar la terminología… Ya se está transmitiendo por Facebook, hay otras vías de distribución de las señales y de los contenidos… Hoy ya es normal que haya cadenas como Netflix, que no tienen aire. Hay una empresa que se llama DAZN que está comprando derechos mundiales para transmitir por internet… Esa es la evolución de la tecnología… ¡¡¡Pensar que antes teníamos que ir todos a la casa de alguien que movía las dos antenitas que estaban arriba del televisor para poder ver el Canal 2 de La Plata!!!

Seguí leyendo

Una historia de amor y varias lecciones de periodismo: cómo será el reencuentro de la redacción de la legendaria revista El Gráfico

El increíble caso del periodista olvidado o maldito: publicó 42 libros que hoy no se encuentran en las librerías ni bibliotecas

Fuente: https://www.infobae.com/sociedad/2019/06/02/la-increible-vida-de-andres-cantor-el-relator-argentino-que-se-convirtio-en-la-voz-mas-popular-del-futbol-en-los-estados-unidos/

Artículos relacionados

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Volver al botón superior

Adblock Detectado

En este sitio vivimos de la publicidad de anuncios, por favor para navegarlo quitá tu Bloqueador de Anuncios.