El histórico hotel de la Avenida de Mayo esta a la venta

A casi dos años de su cierre, por consecuencia de la pandemia, el tradicional hotel Castelar, situado en Avenida de Mayo 1152, a metros de la 9 de Julio, tiene cartel de venta. Por el inmueble, de 9584 metros cuadrados (m2) en total, sus dueños piden un precio de u$s 7 millones.

Inaugurado en 1929, el Castelar fue uno de los edificios emblemáticos del esplendor de la Avenida de Mayo. Fue la residencia de Federico García Lorca (1898-1936) durante los seis meses de 1933 en los que el poeta español vivió en la Argentina. Hasta su cierre, de hecho, la habitación que ocupó podía visitarse como museo.

El establecimiento funcionaba como un alojamiento cuatro estrellas. El inmueble se vende en block, con todo el equipamiento que se utilizó hasta marzo de 2020, cuando el aislamiento social, preventivo y obligatorio (ASPO) precipitó su cierre.

La propiedad tiene la posibilidad de subdividirse como una propiedad horizontal, con un total de 169 unidades funcionales. «Existe la posibilidad de convertir las habitaciones en departamentos monoambientes», resaltan desde Ana Simeone, la inmobiliaria que comercializa la unidad.

El hotel, que en sus inicios supo ser uno de los edificios más altos de la Avenida de Mayo, cuenta con un gran lobby, recepción de mármol; un front desk circular de madera y un bar que fue declarado por el Gobierno de la Ciudad como «Notable».

Entre sus amenities, se destacan su spa, baños turcos y saunas. Cuenta con habitaciones singles, dobles, triples, en suite y departamentos. Tiene un salón con capacidad hasta 240 invitados, que solían utilizarse para fiestas de casamientos, cumpleaños de 15 años y hasta actos políticos.

Entre varios hechos relevantes de la historia argentina que sucedieron en el tradicional hotel, se destaca cuando, en octubre 2000Carlos «Chacho» Álvarez dio la conferencia de prensa en la que anunció su renuncia a la vicepresidencia de la Nación.

Castelar es propiedad de la firma Casel SA, que está en manos de la familia Piccaluga Mayorga, descendientes de los fundadores del hotel, que abrió sus puertas con el nombre de Excelsior, en 1929.

Desde la inmobiliaria que comercializa el inmueble, aseguran que la unidad, finalmente, se puso a la venta porque salieron los papeles de sucesión, que eran necesarios para la venta.

Si bien todavía no hay una oferta concreta, quienes están encargados de la operación aseguran que existe un interesado y que se trata de un negocio «más que atractivo».

Sin embargo, por su ubicación, el inmueble no podría calificar para el programa de reconversión del Microcentro, un plan que lleva adelante el Gobierno porteño para transformar la zona en un área residencial.

Es que el bloque comprendido se extiende desde el Bajo hasta la Avenida 9 de Julio, dentro del radio definido por las avenidas Santa Fe, Crucero General Belgrano, Libertador, Alem, Paseo Colón y Belgrano, y las calles Bernardo de Irigoyen y Carlos Pellegrini, por lo que el antiguo hotel queda fuera de los planes del Gobierno porteño.

De hecho, entre sus propuestas para modificar el plan, los empresarios inmobiliarios y comerciantes de la zona piden que el área comprendida se extienda al macrocentro, por la cantidad de edificios de oficinas y hoteles más allá de la 9 de Julio que podrían aplicar al programa.

La entrada El histórico hotel de la Avenida de Mayo esta a la venta aparece primero en Parabuenosaires.